VALENCIA 2007

Crónica del encuentro, por Carlos Ayala


Estimados amigos:

Como sabéis, el último encuentro de la Sociedad de la Vihuela tuvo lugar el  pasado mes de diciembre en la ciudad de Valencia, un marco muy apropiado pues en esta ocasión, el encuentro ha estado dedicado al vihuelista valenciano Luis Milán. Como sé que a algunos de vosotros os interesará conocer con más detalle el desarrollo del encuentro, os adjunto un breve comentario del mismo. Se trata de un resumen del que aparecerá en el próximo número de Hispanica Lyra, convenientemente aderezado con fotografías.

El ambiente del encuentro ha sido muy acogedor desde un primer momento. Es grato volver a ver a los compañeros de la SV, a los músicos, oír el tañido de estos amables instrumentos en cualquier rincón y hablar de las cosas que nos gustan. Era inevitable evocar la figura del vihuelista paseando por las mismas calles que nosotros transitábamos, contemplado por las mismas ventanas y añejos
edificios.

El marco donde se realizaron las diferentes actividades (exposición de violeros, conciertos y simposios) fue inmejorable: el edificio La Nau de la Universidad de Valencia, un palacio renacentista restaurado y convenientemente adaptado a este tipo de eventos, por lo que está dotado de las instalaciones adecuadas, como el Aula Magna de la Universidad de Valencia, una capilla musical de época (con extraordinaria acústica), cafetería, o un amplio patio donde salir a tomar el aire en los descansos.

La organización del encuentro fue impecable, si bien echamos en falta una mayor atención por parte de las instituciones valencianas. Esta atención se hizo deseable sobre todo en cuanto a comunicación y a publicidad del encuentro. Por desgracia, apenas asistieron personas ajenas a la SV, lo que nos ha hecho replantearnos la forma de publicitar futuras ediciones, de manera que el público interesado en la música antigua en general pueda conocer que se trata de actividades gratuitas y de asistencia libre, enriqueciendo con su presencia las diferentes actividades.

Se abrió el encuentro en la tarde del jueves 6 de diciembre, con una actividad que no fue organizada por la SV, sino por el Taller de Luthería Sergi Martí: un concierto de vihuela a cargo de Octavio Lafourcade. Fue un concierto de repertorio grato, mezcla de obras para vihuela y para laúd, interpretada en este
caso en dos vihuelas. Pudimos oír obras de Spinacino, Dalza, Diego Ortiz, Luis Milán, Francesco da Milano, Cesare Negri, Fabricio Caroso y Barbetta.

Paralelamente y en otro punto del centro valenciano se inauguraba la muestra de violeros, que contaba con la presencia de Carlos Ardura (Asturias), Asier de Benito (Valencia), Jaume Bosser (Barcelona), Carlos González (Almería), Francisco Hervás (Granada) y Sebastián Núñez (Utrecht).

Continuando con los conciertos, dos horas más tarde, a las 20 h., tuvimos la oportunidad de oír un vibrante concierto a cargo del vihuelista mexicano Pedro Alcàcer. Pedro nos cautivó desde un primer momento con sus brillantes versiones de las fantasías de Luis Milán, autor al que fue dedicado íntegramente el concierto.

El viernes día 7 a las 13 h. fue el momento del recital de Mª del Carmen Jiménez Molina y Maike Burgdoff, ambas a la vihuela. Inició el concierto Mª del Carmen Jiménez, cuya intervención se caracterizó por un sonido cristalino y unas buenas versiones de fantasías e intabulaciones de los dos Luises (Milán y Narváez). También disfrutamos mucho en la segunda parte del concierto, a cargo de Maike Burgdoff, que con una técnica muy diferente y un sonido más profundo interpretó obras de Capirola, Milán y Francesco da Milano. Todo un placer ver y oír a estas jóvenes intérpretes.

Ese mismo día, a las 20 h., Ramiro Morales combatió el complejo y hermosísimo repertorio de G. G. Kapsperger, Pietro Paolo Melii, Alessandro Piccinini, Michelagnolo Galilei, Bernardo Gianoncelli y Giovanni Zamboni Romano con una sola arma: su archilaúd. Ramiro nos llevó por donde él quiso, a través de unos mundos barrocos llenos de magia y de belleza, en una interpretación magistral.

El concierto del sábado 8 de diciembre estuvo a cargo de Sara Rosique (soprano), Aníbal Soriano (vihuela y laúd) y Pablo Soriano (viola). El conjunto interpretó obras de Milán y Dowland. La voz realizó una interpretación cálida, con momentos de gran belleza; la parte de la viola fue correctamente defendida por un jovencísimo Pablo Soriano, que estuvo muy acertado; la parte de laúd y vihuela (como acompañante y a solo) hizo un justo contrapunto a los citados intérpretes.

Otro interesante centro de actividad del encuentro fue el constituido por las dos sesiones del simposio, cuyo lema era “Luis Milán: 500 años”. Abrió la sesión del viernes por la mañana el moderador del mismo, Francisco Roa. En su comunicación “Tras la huella de Luis Milán” nos habló sobre todo de los orígenes y la evolución de determinados aspectos biográficos del cortesano valenciano.


Luis Robledo trató el tema “Humanismo y música en tiempos de Luis Milán”, una reflexión muy rigurosa sobre el concepto moralizador de la música en el entorno humanista, en la que trazó una amplia perspectiva basada en numerosas fuentes documentales de la época. El punto final de la primera sesión estuvo a cargo de Vicent J. Escartí, quien no pudo estar presente en el simposio, pero cuya comunicación pudimos oír gracias a la amabilidad de Cristina Bordas. El tema de la misma fue “Aportación a la biografía y a las ideas de Lluís del Milá”.

La segunda sesión del simposio tuvo lugar el sábado 8 de diciembre a las 10 h. Bajo el título “La música del Renacimiento en el Real Colegio – Seminario del Corpus Christi (el Patriarca) de Valencia” intervinieron las dos musicólogas responsables de la catalogación de la importante colección musical de esta entidad: Rosa Isusi y Greta Olson. La jornada se remató de forma brillante por Luis Gásser, quien nos habló, nos cantó y nos deleitó con audiciones encaminadas a hacernos comprender mejor el tema de su ponencia “El villancico, Luis Milán, y la métrica implícita”.

Fue por lo tanto un simposio del mayor interés, ameno y en líneas generales de un muy alto nivel. Para aquellos amantes de la música de Luis Milán, una estupenda ocasión de profundizar en el tema.

En la tarde del sábado día 8 tuvo lugar en el Aula Magna la Asamblea General de la Sociedad de la Vihuela, en la que se debatieron los temas de interés común en un ambiente distendido. Carlos González presentó la prueba de imprenta del facsímil de El Maestro de Luis Milán, una edición que no pasará desapercibida a los amantes de los libros antiguos y a los músicos en general.

Este fue el ambiente del encuentro: conciertos, simposio, exposición de instrumentos, buena compañía, paseos, charla y algún que otro aperitivo en uno de los numerosos bares que hay en Valencia. ¿Se puede pedir más? Pensamos que no. Por eso esperamos que este comentario sirva para animar a los socios a asistir a próximos encuentros, pues lo único que echamos en falta fue una mayor
presencia de miembros de la sociedad.

Saludos,

Juan Carlos Ayala

 

Enlaces relacionados con el encuentro


Galería de imágenes del encuentro


This SimpleViewer gallery requires Macromedia Flash. Please open this post in your browser or get Macromedia Flash here.
This is a WPSimpleViewerGallery