SEGUNDO FESTIVAL INTERNACIONAL FÜSSEN 2010

Entre los días 21 y 24 de mayo de 2010 tuvo lugar el Segundo Festival Europeo del Laúd en la ciudad de Füssen (Alemania), bajo el patrocinio y coordinación de la Sociedad Alemana del Laúd. La Sociedad de la Vihuela fue una de las instituciones invitadas a participar en esta reunión internacional.

Füssen es una pequeña ciudad (o un gran pueblo) típicamente bávaro, famosa por ser la cuna de los luthiers alemanes de los siglos XV y XVI, los mismos que emigraron al norte de Italia a principios del XVI. Conserva numerosos monumentos y es, en suma, un lugar de lo más pintoresco, con su estructura medieval, sus casas pintadas, con vigas de madera en la fachada, sus calles peatonales… Es famoso además por ser la puerta de acceso al célebre Castillo de Neuschwanstein, de inspiración medieval construido en pleno siglo XIX por el rey de Baviera Luis II.

Todas las actividades del Festival, salvo los conciertos, se celebraron en torno al claustro de una antigua abadía benedictina que ahora alberga, entre otras dependencias, el Museo de la Ciudad. En este lugar tuvieron lugar las conferencias y reuniones, así como, en una gran sala habilitada al efecto, la muestra de instrumentos y publicaciones.

Para los conciertos se buscó otra ubicación: una preciosa sala gótica del castillo que preside la ciudad desde su parte más alta. Un inmenso edificio cuya construcción se remonta al siglo XIII.

El Festival estuvo compuesto de un apretado programa de charlas, reuniones y conciertos, así como, en paralelo, de un simposio dedicado a los constructores de laúdes y las relaciones entre Alemania y el norte de Italia durante los siglos XVI a XVIII. Además, como ya hemos comentado, de una muestra de instrumentos y publicaciones que se mantuvo abierta a los visitantes durante toda la duración del Festival.

En las charlas intervinieron conocidos estudiosos de la materia como Anthony Bailes, Ian Harwood, Tim Crawford, Luigi Sisto, David van Edwards, Joël Dugot y John Griffiths. Como decimos, el simposio estuvo centrado en las relaciones musicales de Alemania y el norte de Italia y, especialmente, en el movimiento migratorio de los constructores de instrumentos musicales (Venere, Maler, Tieffenbrucker) que se produjo entre estas dos regiones a principios del siglo XVI. Como muestra, el título de algunas de las conferencias: luthiers alemanes en Bolonia; el taller de los Tieffenbrucker en Padua en los siglos XVI y XVII; la gran migración de luthiers alemanes hacia Nápoles; luthiers alemanes en Florencia; relación entre Bakfark y Venere; análisis de los barnices de los laúdes al norte y al sur de los Alpes entre 1500 y 1750.

Debemos destacar la conferencia de John Griffiths (fuera del simposio) titulada “La vihuela en el siglo XXI”, en la que hizo un repaso sobre el renacimiento del instrumento y su música entre los musicógrafos españoles, desde Soriano Fuertes hasta Morphy, la contribución de Emilio Pujol en los campos de la investigación y la interpretación, las aportaciones principales en ambas áreas durante los últimos cincuenta años, los campos actuales de investigación, y algunas de las cosas que nos preocupan en la actualidad.

John, como vicepresidente de la Sociedad de la Vihuela, también participó en una mesa redonda, presidida por Anthony Bailes, con representantes de las distintas sociedades de laúd de Europa y del mundo entero, pues también asistieron representantes de las recién creadas sociedades de Argentina y Nueva Zelanda. En el intercambio de ideas, preocupaciones y futuros retos, logró presentar la imagen de una sociedad activa, abierta y al corriente de todo lo que está pasando más allá de nuestras fronteras.

Entre los temas que allí se trataron, se dedicó una especial atención a la formación de las nuevas generaciones, al hilo de las experiencias que se están llevando a cabo, principalmente en Francia, con niños de cinco o seis años en adelante, que comienzan su educación musical directamente con el laúd renacentista.

Tuvimos ocasión de ver una muestra de esta línea pedagógica en dos breves intervenciones que realizaron Thomas Früh, de once años, y Pasquale Boquet (la secretaria de la Sociedad Francesa del Laúd), a dúo, como teloneros de dos conciertos vespertinos dedicados al público familiar.

This SimpleViewer gallery requires Macromedia Flash. Please open this post in your browser or get Macromedia Flash here.
This is a WPSimpleViewerGallery

En los conciertos pudimos disfrutar con, entre otros, Mauricio Buraglia (laúd barroco), A. Crugnola (laúd barroco), Peter Martin (laúd renacentista), Gabriel Schebor (guitarra barroca) y Anna Paula Segurola (clave), Anna Kowalska (guitarra barroca) y Anton Birula (tiorba), Theresia Bothe (canto) y Peter Croton (tiorba) y Alfred Fernández (vihuela). Entre tanto repertorio barroco destacó el buen hacer de Alfred Fernández con la vihuela. Su concierto la noche del sábado 22 fue un momento delicioso. Magnífica interpretación, de una forma muy intimista, que consiguió dejar al público realmente embrujado con el sonido de su vihuela.

También queremos hacer una especial mención del concierto de Gabriel Schebor y Anna Paula Segurola (guitarra y clave), dedicado a la música barroca iberoamericana. Fue un añadido sustancial a la proyección de la cultura hispana durante las jornadas.

Por otra parte, en la muestra de instrumentos y publicaciones, atendida por Pedro de Santiago y José A. Benito, tesorero y secretario de la SV, respectivamente, tuvimos ocasión de mostrar nuestras ediciones y dar a conocer nuestras actividades. Vendimos un buen número de ejemplares del facsímil de El maestro, así como de nuestras otras publicaciones e hicimos unos cuantos nuevos socios. Entre los constructores que exponían sus instrumentos nos encontramos con dos buenos amigos, Sebastián Núñez (Utrecht) y Carlos González (Almería). En la muestra también tuvimos ocasión de mantener nuestras relaciones con los representantes de las sociedades belga, holandesa, francesa y, por supuesto, alemana, así como con nuestro buen amigo Christopher Goodwin (Lute Society).

Para el próximo Festival se hizo una propuesta que nos afecta especialmente. Carlos González, que como comentamos acudió al Festival como participante en la muestra de instrumentos, propuso que el Festival de 2011 se celebrase en Gijón a finales del mes de julio, coincidiendo con la Semana de Música Antigua, que él dirige en esta ciudad, y bajo su patrocinio. La Sociedad de la Vihuela actuaría como sociedad anfitriona y colaboradora. Esta interesante propuesta será tratada en detalle por la Junta directiva de la SV; se expondrá  a los socios esta iniciativa y otras más en el próximo Encuentro (Sigüenza, 9-12 octubre 2010).